FUENCAMPO XXI SL

La firma FUENCAMPO XXI SL se ha especializado en la producción de cebolla dulce. Con la nueva instalación frigorífica de su central en Cariñena (Zaragoza), puede ofrecer su producto al consumidor durante todo el año, manteniendo las mismas y excelentes características.

El sistema de producción de frío corresponde a una instalación de amoníaco-agua glicolada; donde el refrigerante del circuito primario es amoníaco R-717 (NH3) y el refrigerante del circuito secundario es agua mezclada con glicol.

La instalación frigorífica está formada por una centralización de 2 compresores abiertos de flujo alternativo tipo Grasso. Cada compresor tiene una potencia eléctrica de 100 CV y el conjunto genera un rendimiento frigorífico de 447 Kw. El sistema de producción de amoníaco presenta así mismo, su respectivo separador de aspiración y recipiente de líquido.

Para la producción de agua caliente para los secaderos, se dispone de 2 bombas centrífugas (1 de reserva) para la alimentación desde la caldera o bomba de calor y de los servicios.

Para los evaporadores se utiliza evaporadores cúbicos o plafón, de potencia suficiente para las necesidades frigoríficas requeridas. El descarche de los evaporadores es por glicol/gas caliente o aire, pudiéndose programar el número de descarches y su duración.

La instalación frigorífica da servicio a un total de:

  • 4 cámaras de conservación de cebolla, con un volumen total de 100 metros cúbicos y una capacidad con una entrada diaria de hasta 25 Tm por cámara.
  • 1 cámara de regulación de cebolla, con un volumen total de 200 metros cúbicos y una capacidad con una entrada diaria de hasta 60 Tm por cámara.
  • 2 cámaras de conservación de cebolleta, con un volumen total de 350 metros cúbicos y una capacidad con una entrada diaria de hasta 50 Tm por cámara.
  • 1 cámara de expedición de cebolleta, con un volumen total de 640 metros cúbicos y una capacidad con una entrada diaria de hasta 50 Tm por cámara.
  • 1 cámara de expedición de cebolla, con un volumen total de 470 metros cúbicos y una capacidad con una entrada diaria de hasta 60 Tm por cámara.

Para los secadores se bombea agua caliente producida mediante caldera hasta los aerotermos. Y se crea un sistema de aire forzado en la cámara, mediante la distribución del aire por lonas. Por otro lado la renovación del aire en la sala se realiza mediante recuperadores de calor, aprovechando parte de la energía contenida en la sala e intercambiándola con el aire que viene del exterior, aumentando así su temperatura.

Además para las cámaras de cebolleta fresca, se ha instalado un  sistema de humidificación individualizado por cámara, con una gran capacidad de producción de humedad mediante nebulización de partículas de agua de un diámetro micrométrico, gracias a un sistema de inyección de aire a presión y de absorción de agua por efecto venturi.

Mucho más que instalaciones de frío