Con el objetivo de mejorar la formación y protección de nuestro personal técnico, ILERFRED ha impartido ayer un curso práctico de formación para la “Seguridad en el manejo de productos químicos: Amoníaco, utilización segura y eficaz de E.R.A. (Equipos de respiración autónoma)”

Para trabajar en un ambiente nocivo producido por una fuga de amoníaco, es imprescindible saber identificar y utilizar dos tipos de equipos de protección: el filtro K de color verde, especial para amoníaco y derivados orgánicos del amoníaco, y el equipo de respiración autónoma.

Los filtros químicos absorben ciertos gases del aire inhalado y tienen un período de uso limitado, que varía en función del tipo de filtro y del uso que le demos. Una vez que el filtro se sature, deberá desecharse. Estos filtros retienen los gases y vapores mediante tres tipos de proceso: absorción, adsorción y reacción química, o mediante una combinación de estos.

En este curso se ha impartido formación práctica y teórica por parte del equipo técnico del Cuerpo de Bomberos de la Generalitat de Catalunya en nuestras instalaciones, de los riesgos que puede haber en instalaciones con amoníaco.

En la clase teórica se enseñó a valorar y entender el riesgo posible, y a reaccionar con el conjunto de equipos de prevención y seguridad a tomar si hay que trabajar en ambientes con fuga de amoníaco. Se ha hecho énfasis en los distintos tipos de filtros químicos existentes en el mercado, su color referenciado en una tabla y su uso específico para cada contaminante gaseoso.

Cabe recordar que cuando la concentración de amoníaco en ppm supera el valor máximo admitido por normativa (25 ppm), para poder trabajar en dicho ambiente, hay que utilizar un equipo de respiración autónomo. Estos equipos protegen el sistema respiratorio del operario de cualquier ambiente de aire contaminado, independientemente de la proporción de oxígeno y la presencia de altas temperaturas, humos o gases tóxicos, que en dicho ambiente puedan existir.

En la clase práctica, los compañeros de ejecución, averías y mantenimiento, se iban vistiendo con trajes especiales provistos de filtro contra amoníaco y equipos de respiración autónoma. Esta acción fue muy importante, pues así el personal se familiariza con el traje y aprende a respirar pausadamente / normalmente con dichos equipos. Además, se montó un simulacro donde una sala se llenó de humo y los operarios, vestidos adecuadamente, tuvieron que ir y tocar el equipo que producía el humo como si fuera una fuga de amoníaco en una instalación.

ILERFRED, comprometidos con la seguridad.